El cuarteto de rock poblano Beta conquistó el emblemático Teatro de la Ciudad, Esperanza Iris en el ombligo de la Ciudad de México. Ante un atiborrado recinto , dieron un espectáulo que deleitaron con lo mejor de su reperorio en una década de trayectoria.

 La agrupación conformada por Blas Cernicchiaro, Álvaro Contreras, Arturo González y Julian Andre, salieron al escenario pasados minutos las 8 de la noche para ofrecer un concierto enérgico.

Busca fuerza, Calma el alma, es como se tituló esta presentación de la banda de rock la cual hicieron una vuelta por sus discos; entre ellos Luces ( EP), Medusa , Segunda piel y su reciente placa Lo Desconocido.

Beta pisó de  primera vez  el recinto de Donceles , la cual supieron ganarse con elogios y aplausos que no paraban. Tal pareciese que las paredes del Teatro de la Ciudad fueran a desmoronarse por la vibra que la banda tenía, literalmente hicieron retumbar cada rincón.

 Su debut fue triunfal, desbordaban energía y su público no paraba de saltar y corear cada tema que Beta tenía preparado para la noche de sábado. Para el set, Beta , fue cauteloso en la selección de temas , optaron primero por canciones más relajadas; para dar paso a un segundo set más explosivo y en el que las luces eran destellos y multicolores se deja ver  sobre el escenario.

Sin duda, Beta nos traería una noche de nostalgia y recuerdo, al dar un panorama por sus canciones que hicieron de la noche una gran actuación. En el memorable teatro apreciaron un largo listado de repertorio: ” Necesarios Adversarios”, Lejos”, ” Memoria Muscular”, ” Fantasma” , ” Colores” , Invencible”, “LQTHF” , Fugaz”, ” Salvador” , ” Celestiales” , ” Medusa” y ” Aire” .

Como estampa del sonido de la agrupación es oscilar entre el rock y otros géneros, de parte de la base rítmica corre a cargo de Julián André , en tanto la lírica de cuerdas es de Álvaro Contreras, el cual hace requinto de su guitarra; y Blas Cernicchiaro con su tono barítono hace embolar las melodías que de su boca emana.

Los aplausos y los gritos de euforia no cesaban, al igual que ¡ Beta , Beta! , fue la manera en la que su público les recibía. Blas su cantante, incitaba a aplaudir al compás de las canciones y de encender las luces de celulares; mismas que alumbraban el recinto que se mostraba a oscuras.

Durante todo el recital , no se veía a nadie sentado, eligieron levantarse de su asiento para ser más disfrutable. Los miles de asistentes hicimos recordar un par de años atrás, asomando que para ello, no basta el tiempo . Era perceptible que estos años de Beta están bien cimentados con un par de discos a sus espaldas y que reflejaron que si bien diez años no es tanto; si es suficiente dejar una huella con su música.

Esta presentación de Beta en el Esperanza Iris es un detonante en su carrera, para ello, se quedará grabado en video dicho acto. Un antes y un después para la banda de Cholula que en poco más de una hora y media de concierto interpretó un vibrante espectáculo.

Por #DiegoVazquez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.